Seleccionar página
Compartir:

El progresivo envejecimiento de la población española, además de generar un importante impacto sobre el futuro de las pensiones…,

 

está ocasionando un preocupante incremento en el volumen de personas «necesitadas»de algún tipo de ayuda o prestación que contribuya a paliar el déficit económico que la enfermedad incrementa, en muchos casos, con carácter insostenible.

Es por ello, que en Diciembre de 2006 fue aprobada la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, comúnmente conocida como LEY DE DEPENDENCIA.

 

¿Qué se entiende por DEPENDENCIA?

Queda definida en el art. 2 de la Ley 39/2006 enunciada más arriba:

El estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal.

¿Qué GRADOS DE DEPENDENCIA existen?

Quedan delimitados en el art. 26:

  1. Grado I. Dependencia Moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
  2. Grado II. Dependencia Severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no quiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
  3. Grado III. Gran Dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

¿Qué SERVICIOS provee la Ley de Dependencia?

  1. Prevención de las situaciones de Dependencia, art. 21
  2. Servicio de Teleasistenciaart. 22
  3. Servicio de Ayuda a Domicilioart. 23
  4. Servicio de Centro de Día y de Noche, art. 24
  5. Servicio de Atención Residencialart. 25

¿Existe algún tipo de PRESTACIÓN ECONÓMICA?

En efecto, y quedan delimitadas en 3 grandes bloques:

  1. Prestación económica vinculada al servicio
  2. Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales
  3. Prestación económica de asistencia personal

¿Qué dicen las ENCUESTAS al respecto?

La última encuesta realizada sobre Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia, practicada en el año 2008, arroja los siguientes resultados:

  1. El número de personas con discapacidad alcanza los 3,8 millones, lo que supone el 8,5% de la población.
  2. Un total de 608.000 personas con discapacidad viven solas en su hogar
  3. 1,39 millones de personas no pueden realizar alguna de las actividades básicas de la vida diaria sin ayuda.
  4. 269.000 personas que residen en centros de personas mayores, centros de personas con discapacidad, hospitales psiquiátricos y hospitales geriátricos tienen alguna discapacidad
  5. 4 de cada 10 personas de seis y más años con discapacidad tienen deficiencias en huesos y articulaciones.

Por EDAD SEXO, ¿en qué intervalos de edad se concentran el mayor número de personas con algún tipo DISCAPACIDAD?

Observamos, que a partir de los 55 años, los mayores índices de discapacidad se dan sobre la población femenina; según IMSERSO:

En España, ¿cuál es perfil demográfico beneficiario de algún tipo de prestación?; datos a 31 de Diciembre de 2016:

a) POR TRAMOS DE EDAD:

b) POR GÉNERO:

c) POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS:

  • La población TOTAL de las CCAA, según INE, a 01/01/2016, ascendía a 46.557.008 habitantes.
  • A 31/12/2016, 865.565 personas, reciben algún tipo de prestación; representan el 1,86 % sobre el TOTAL de la población.

¿Cuál es la cuantía de la PRESTACIÓN ECONÓMICA por HORA y tipo de servicio recibido?

Deducirá el lector que las prestaciones económicas devengadas «en potencia», son irrisorias, aunque tampoco podemos obviar el carácter de «ayuda» o «apoyo» que éstas suponen, pues no debiera ser otro el objetivo, dado su carácter asistencial.

Dicho esto, cuando el sistema PÚBLICO no llega, es el sector PRIVADO quién asume o complementa al primero. En consecuencia, es en este marco de «necesidad» en dónde se instrumenta el llamado SEGURO DE DEPENDENCIA.

¿Son interesantes este tipo de coberturas?

No existen razones objetivas que indiquen lo contrario, por varios motivos:

  1. El ya enunciado envejecimiento de la población
  2. El impacto que sobre la economía del «día a día», implicaría una situación sobrevenida de Dependencia, aspecto que mermaría tanto el patrimonio personal como el familiar
  3. Tratamiento Fiscal de las primas pagadas (deducibles las primas pagadas por las prestaciones de Dependencia Severa y Gran Dependencia)
  4. La «crisis» del Sistema Público de Protección Social, y además, unas pensiones medias francamente bajas:

Sin olvidar, que la pensión media del trabajador autónomo es un 40 % inferior a la de un trabajador asalariado, por razones objetivas de cotización.

Como CLIENTE, ¿qué cuestiones tendrás que plantear a tu Mediador?

  1. Edad de Contratación: edad máxima de admisión por parte de la aseguradora
  2. Vigencia, dependerá del tipo de prestación contratada, capital o renta
  3. Requisitos de contratación según edad del asegurado
  4. Contratación – Prestaciones: capital, renta o mixta. ¿Existe flexibilidad a la hora de elegir cuantía y forma de la prestación?
  5. Primas: constante hasta cierta edad o variables año a año
  6. Plazos de Carencia y Franquicias. ¿Para todos los asegurados o solo para asegurados de cierta edad?.
  7. Valoración de la Dependencia, aseguradora o servicio público

Por lo tanto…

Como siempre, no olvides que un buen asesoramiento leal y objetivo, marcará la diferencia.

Vicente García Agüera

Socio Fundador de Karysma

Compartir:
Karysma BAR
931 592 807
Tuset 23-25, 4ª
08006 Barcelona
Karysma MAD
911 593 411
Avda. Somosierra, 12
Bloque Izd. 1º 28703
S. Sebastián Reyes, Madrid
Karysma PMI
871 590 021
Alfons el Magnànim, 29
Bloque C Piso 2º Of. 8
07005 Palma de Mallorca
Karysma VAL
960 592 074
Jacarandas 2 - of.132
46100 Valencia
Karysma VLL
983 490 014
Pasaje Marquesina, 26
47004 Valladolid
Karysma ZRG
876 590 234
Doctor Casas 20
Zity Centro de Negocios
50008 Zaragoza
Esta web utiliza cookies de terceros para anónimamente facilitarte la navegación y analizar el uso de la web. Si usted continua navegando acepta su uso.
Aceptar

Obtener más información