Compartir:

El pasado 5 de Abril comenzó la Campaña de la Renta 2016,

es el momento de “cuadrar” cuentas con Hacienda…

Uno de los aspectos más importantes que no debemos de pasar por alto, son las distintas “reducciones” y “deducciones” que pueden aplicarse al Impuesto. Ambas palabras, casi similares a nivel fonético, en realidad, se aplican en diferentes “momentos” durante la transición del impuesto. Dicho esto,

¿Qué son las reducciones fiscales?

A nivel general, y de forma muy sencilla, van tener una influencia directa en la Base Imponible del Impuesto, ya que lo minorarán. Como norma general, sin entrar en aspectos de régimen de cotización o forma jurídica, en este apartado incluiríamos:

  • las cuotas sindicales
  • colegios profesionales
  • gastos propios de la actividad profesional
  • algunas primas de seguros
  • aportaciones a Mutuas de Previsión Social

entre otros…

¿Y qué serían las deducciones fiscales?

Las deducciones fiscales se aplican sobre la “Cuota Íntegra” del impuesto. Una vez calculada ésta, la deducción fiscal viene a restar sobre dicha cuota y de ahí obtendremos la “Cuota Líquida” negativa “a devolver”, o positiva, “a pagar”. Dichas deducciones las componen ciertos beneficios fiscales sobre algunos temas en concreto,

Por norma general, y salvo alguna excepción…, la mayor parte de las primas de seguros SOLO van a poder ser deducidas por profesionales por cuenta propia. 

Las rentas o ingresos obtenidos por el profesional durante el ejercicio libre de su profesión se denominarán rendimientos de actividades económicas.

Dichos rendimientos van a poder ser reducidos antes de ser sometidos a la correspondiente escala de gravamen. Tales reducciones las componen los denominados y ya comentados “Gastos Fiscalmente Deducibles”, pero…

¿Qué criterio se ha de seguir para que un GASTO sea considerado FISCALMENTE DEDUCIBLE?

  • Que se hayan devengado en el período impositivo de contabilización, puesto que sólo son fiscalmente deducibles en cada período impositivo aquellos gastos que se hubieran devengado en el propio período.
  • Que los gastos tengan su origen en elementos patrimoniales cuya titularidad jurídica corresponda al contribuyente y que se encuentran afectos a sus actividades económicas.
  • Que sean necesarios para la obtención de ingresos.
  • Que se encuentren convenientemente justificados.

En consecuencia, podremos considerar como deducibles las primas de seguros destinadas a:

  • Primas del seguro del local en dónde se desarrolle la actividad profesional
  • Primas de seguro de enfermedad (art. 30.2.5ª LIRPF 35/2006) y cuya nueva redacción queda estipulada por la Ley 48/2015, art. 60.1.5ª, satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de 25 años que convivan con él. El límite máximo de deducción será de 500 € por cada una de las personas señaladas anteriormente o de 1.500 € por cada una de ellas con discapacidad (art. 30.2.5ª LIRPF 26/2014, vigente desde el pasado 1 de Enero de 2016).
  • Primas de seguro de accidentes del personal que por Convenio o por ser obligatorio, no pueda ser considerado como pura liberalidad.
  • Primas o aportaciones a mutualidades de previsión social, cuando dichas entidades actúen cómo alternativas al régimen especial de la Seguridad Social, en la parte que tenga por objeto la cobertura de contingencias atendidas por la Seguridad Social.

Fiscalidad de las Mutualidades de Previsión Social

Límite de deducción: 13.414,29 € (como gasto de la actividad profesional), Art. 30.2 1ª LIRPF 26/2014.

* Guipúzcoa, Álava y Navarra: 4.500 €

  • También reducirán la Base Imponible las aportaciones a sistemas de Previsión Social (PPI, PPA…):Límite de deducción: 8.000 € (30 % de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas del ejercicio).
  • * País Vasco: 5.000 €
  • * Comunidad Foral de Navarra:
  • ≤ 50 años, 30 % de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas, límite 5.000 €
  • > 50 años, 50 % de los rendimiento netos del trabajo y/o actividades económicas, límite 7.000 €
  • Primas del seguro de Dependencia: Serán deducibles las primas satisfechas a los seguros privados que cubran exclusivamente el riesgo de Dependencia Severa o de Gran Dependencia. El conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que satisfagan primas a favor de un mismo contribuyente, incluidas las del propio contribuyente, no podrán exceder de 8.000 € anuales (límite conjunto con las aportaciones a Planes de Pensiones) + 5.000 € anuales por primas aportadas por la empresa e imputadas al trabajador.

 

  • Primas del seguro de Vida y seguro de Hogar que hayan sido incluidos en las condiciones de préstamos hipotecarios, con un límite conjunto de 9.015 € (primas + cuota anual del préstamo).
  • Primas del seguro del vehículo, siempre y cuándo su uso sea necesario e imprescindible para el desarrollo de la actividad profesional; hablamos de profesiones relacionadas con el ejercicio de la actividad comercial, principalmente.

 

Compartir:
Karysma BAR
931 597 098
Tuset 23-25, 4ª
08006 Barcelona
Karysma MAD
911 590 456
Avda. Somosierra, 12
Bloque Izd. 1º 28703
S. Sebastián Reyes, Madrid
Karysma PMI
871 590 021
Alfons el Magnànim, 29
Bloque C Piso 2º Of. 8
07005 Palma de Mallorca
Karysma VAL
960 592 074
Jacarandas 2 - of.132
46100 Valencia
Karysma VLL
983 490 014
Pje. La Marquesina 26
47004 Valladolid
Karysma ZRG
876 590 234
Doctor Casas 20
Zity Centro de Negocios
50008 Zaragoza
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Acepto

Política de cookies